viernes, 16 de septiembre de 2011
diariomedico.com
Grupo espondilitis.eu


La hiperactivación de la línea de señalización PI3K está asociada al metabolismo del colesterol, por lo que inhibirlo en las células tumorales de los glioblastomas se puede convertir en una nueva herramienta terapéutica, según un trabajo que se publica en Cancer Discovery.


El bloqueo de las células cancerígenas que tienen acceso al colesterol puede convertirse en una nueva estrategia para tratar el glioblastoma y quizás alguna otra patología. El potencial tratamiento puede ser apropiado para los tumores con la vía de señalización PI3K hiperactivada, lo que sucede en el 90 por ciento de los glioblastomas.

El grupo de Paul Mischel, de la Universidad de California en Los Ángeles, ha descubierto que la hiperactivación de la línea de señalización PI3K está asociada al metabolismo del colesterol, y la inhibición de esta vía en modelo animal consigue eliminar las células del glioblastoma. Los resultados del estudio se publican en el último número de Cancer Discovery.

En el estudio se han empleado líneas celulares tumorales de pacientes y de modelo animal. Entre los hallazgos del trabajo, Mischel destaca que en cerca del 50 por ciento de los glioblastomas la mutación EGFRvIII hiperactiva la vía de señalización PI3K y el regulador transcripcional SREBP-1.

Alteraciones

La activación de esa vía infrarregula los receptores de las LDL y promueve la recaptación de las LDL, lo que posibilita a las células tumorales importar grandes cantidades de colesterol que alimentan el crecimiento de las células tumorales y su supervivencia. La activación farmacológica del receptor nuclear X del hígado favorece la pérdida de los receptores LDL y la sobrerregulación de la proteína ABCA1, que transporta el colesterol al exterior de las células malignas.

Si se consideran en conjunto, estas dos acciones hacen que las células tumorales carezcan de colesterol, lo que les provoca la muerte. "Como esta vía de señalización está activada en otros tipos de cáncer, el trabajo puede tener importantes implicaciones en el control de esas patologías", ha apuntado Mischel.


POLIOMAVIRUS DE CÉLULAS DE MERKEL.
El grupo de Patrick Moore, de la Universidad de Pittsburgh, ha descubierto cómo funciona el virus que produce el carcinoma de células de Merkel, lo que significa que puede convertirse en un nuevo objetivo para la quimioterapia que se pueda desarrollar para dicho tumor, según los resultados presentados en la II Conferencia Internacional sobre Investigación Básica en Cáncer, que se está celebrando en San Francisco. El poliomavirus de las células de Merkel no actúa como otros poliomavirus, puesto que no depende de las enzimas PP2A y de las proteínas heat shock. El citado grupo ha visto que el poliomavirus puede causar el crecimiento anormal de células incluso cuando se eliminan el PP2A y las proteínas heat shock en las zonas de unión. Por eso, las terapias que se dirijan a esas localizaciones pueden tener eficacia en dichos tumores cutáneos.

Fuente: diariomedico




Comentarios