lunes, 04 de julio de 2011

Científicos del Instituto BioCruces (Vizcaya) han detectado más de 1.500 genes alterados por la intolerancia al gluten de los pacientes celiacos.

 

Este proyecto de investigación, dirigido por el responsable del Laboratorio de Inmunogenética del Instituto, José Ramón Bilbao, junto con Leticia Plaza y Nora Fernández, y cuyo responsable clínico es Juan Carlos Vitoria, tiene como objetivo reducir los efectos tóxicos del gluten en los celiacos, modulando la intensidad de la respuesta inflamatoria en el intestino, de forma que los síntomas asociados a la ingesta de gluten se reduzcan. "Se trata de hallar una terapia complementaria que pudiera estar a disposición de las personas celiacas para casos de ingesta excepcional de gluten (accidental o voluntaria)", explica Bilbao. Para ello, partieron de la base de que "deben existir muchos genes que se alteran por la exposición al gluten, y abordamos su identificación".

Utilizando microarrays de expresión, analizaron todos los genes del genoma para detectar los cambios en su función que se producían por efecto del gluten, comparando biopsias de pacientes celiacos que se tomaban al diagnóstico con las que se extraían tras dos años de dieta libre de gluten. "Así, identificamos más de 1.500 genes alterados que pudimos agrupar en procesos biológicos más complejos (crecimiento y muerte celular, comunicación entre células, etc.) relevantes para el desarrollo de la enfermedad", apunta Bilbao.

En una de estas rutas biológicas, el equipo de BioCruces ha identificado, además, un gen cuya modulación es capaz de devolver a la normalidad la función de la ruta biológica. El grupo se encuentra haciendo un estudio más exhaustivo de la totalidad de la ruta biológica alterada y de sus consecuencias, comprobando los efectos de modulación en exposiciones a diferentes cantidades y tiempos de incubación del gluten. Para ello realizan los experimentos con los restos de biopsias de personas celíacas y también con cultivos de modelos celulares de intestino delgado.

 

Fuente: endocrinologia.diariomedico.com

 


Publicado por espondilitis.eu @ 18:58  | General
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios