jueves, 28 de enero de 2010

Síntomas específicos y comunes

En este grupo de enfermedades se integra la espondilitisanquilosante, la artritis reactiva, la artritis psoriásica, la artritisasociada a las enfermedades inflamatorias intestinales como laenfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, y la espondiloartropatíaindiferenciada. Cada una de ellas tiene síntomas específicos que lasdiferencian entre sí, pero también poseen características comunes, comoes la inflamación de las articulaciones sacroilíacas y la columnavertebral, ocasionando dolor lumbar, que a veces se extiende y puedeconfundirse con una ciática.

La lumbalgia es un síntoma frecuente en la población general, perola lumbalgia de las espondiloartropatías es un dolor diferente:“Aparece de forma precoz, habitualmente antes de los 45 años de edad,tiene una evolución crónica de más de tres meses y generalmente devarios años, es más frecuente durante el descanso nocturno y seacompaña de rigidez por las mañanas al levantarse. Este dolor mejoracon el ejercicio y con la toma de antiinflamatorios no esteroideos”,señala el doctor Pedro Zarco, jefe de Unidad de Reumatología, de laFundación Hospital Alcorcón de Madrid. Existen, además, otra serie desíntomas menos frecuentes pero que pueden ayudar al diagnostico comoson: la inflamación ocular, la artritis en miembros inferiores o losantecedentes de psoriasis, diarreas o infecciones genitales.

Las lesiones se producen sobre todo en las entesis -anclaje en elhueso de los tendones, ligamentos y cápsulas articulares. Además, estaslesiones tienen tendencia a producir fibrosis, osificación y formaciónde hueso nuevo, provocando el fenómeno de anquilosis ósea (del griegoankylos, soldadura). Las técnicas modernas de imagen están permitiendodemostrar la importancia de la entesis en esta enfermedad.

Pueden aparecer otras manifestaciones noarticulares, como la uveítis, un proceso que llegan a padecer entre el25-40% de los pacientes, y que cursa con mucho dolor ocular, acompañadode enrojecimiento, apareciendo también visión borrosa. La fibrosispulmonar afectaría fundamentalmente a los lóbulos superiores delpulmón. Se daría en fases avanzada de la enfermedad. También enestadios avanzados y enfermedad severa puede aparecer una insuficienciaaórtica, debido a la dilatación de la raíz aórtica.


Diagnosticar el primer año

El diagnóstico se establece con la historia clínica y laexploración realizada por un médico con experiencia en este tipo depatologías, además de una analítica general y un estudio radiológicosimple, aunque en determinadas ocasiones pueden ser necesarias pruebasmás complejas como estudio de líquido sinovial, ecografía de partesblandas, cultivos en medios especiales, Resonancia Magnética Nuclear,Tomografía Axial Computerizada, colonoscopia o densitometría. Ademásdel diagnostico es necesario determinar el grado de actividad y lalimitación funcional de la enfermedad, para establecer el tratamientomas adecuado en cada caso.

Para diagnosticar a un paciente con espondiloartritis, hace 15 añosera necesario esperar entre 5 y 10 años para observar la evolución dela enfermedad por radiografía. Actualmente se puede diagnosticar másprecozmente, aunque en la mayoría de los casos no se hace antes decinco años. Según el doctor Eduardo Collantes Estévez, jefe delServicio de Reumatología del Hospital Universitario Reina Sofía, deCórdoba, “es imprescindible disponer de herramienta útiles capaces dedetectar y clasificar a un paciente con espondiloartritis en el primeraño de evolución de la enfermedad, debido a los beneficios que seobtienen con el tratamiento precoz”.

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/


Tags: espondiloartritis

Publicado por Desconocido @ 9:30  | Espondiloartritis
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios