martes, 26 de enero de 2010
La espondilitis suele aparecer entre los 20 y 30 años de edad y afecta más a hombres que a mujeres. Existe además una variante de la enfermedad que se manifiesta en una edad temprana. Por ello, José Luis Ferreiro Seoane, del servicio de Reumatología del Centro de Especialidades Médicas La Doblada de Vigo.

La espondilitis anquilosante es una de las formas más frecuentes de las espondilartropatías. Según un estudio realizado con donantes de sangre en la ciudad de Berlín, se calcula que aproximadamente el 1,9% de la población alemana padece de esta enfermedad. No es sabido si esta cifra puede proyectarse al resto de la población mundial, pero la probabilidad es bastante elevada. En muchos casos la enfermedad se presenta con síntomas muy leves, lo que dificulta mucho su diagnóstico e imposibiliza una estadística relevante. La Sociedad Alemana de Morbus Bechterew menciona de 100.000 a 150.000 casos diagnosticados en el país.

Antiguamente se creía que la enfermedad se presentaba con el triplede frecuencia en los hombres que en las mujeres. Este error se debe a que la enfermedad se presenta con síntomas más ligeros en las mujeres que en los hombres -por lo menos en lo que se refiere a osificacion o endurecimiento de la columna vertebral. Los primeros síntomas aparecen por lo general entre los 20 y los 25 años de edad, y sólo en el 5% de los casos después de los 40. La aparición de la enfermedad está estrechamente relacionada con el HLA-B27, un antígeno que parece jugar un papel muy importante en la función del sistema inmunológico. Por esta razón se supone que se trata de un mal hereditario. Si bien el HLA-B27 es el gen más conocido en este contexto, no se puede descartar la posibilidad de que otros genes también estén involucrados en la transmisión hereditaria de la enfermedad.

Algunos de los pioneros en la investigación de la espondilitis anquilosante fueron Wladimir Bechterew, Pierre Marie, André Leri y Adolf von Strümpell.

Síntomas

    * Dolor en la parte baja de la espalda que empeora en la noche, en la mañana o después de un período de inactividad

    * Movimientos limitados y rigidez en la parte baja de la espalda

    * Rigidez y dolor en la cadera

    * Expansión limitada del tórax

    * Rango limitado del movimiento, especialmente involucrando la columna y las caderas

    * Dolor articular e inflamación articular en los hombros, rodillas y tobillos

    * Dolor en el cuello

    * Dolor en los talones

    * Encorvamiento crónico para aliviar los síntomas

    * Fatiga

    * Fiebre leve

    * Pérdida del apetito

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/


    * Pérdida de peso

    * Inflamación de los ojos

Tags: espondilitis-anquilosante

Publicado por Desconocido @ 10:57  | Espondilitis Anquilosante
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios